Swede Halbrook… el primer gigante de la NBA

La historia de Harvey Wade Halbrook, más conocido como Swede Halbrook, fue la de un pionero olvidado por la historia. Parece difícil de comprender que una liga que estudia y analiza todo como la NBA, haya dejado de lado al primer gigante de su historia, aunque precisamente Halbrook tampoco hizo nada por no caer en el ostracismo.

Halbrook nació el 30 de enero de 1933 en Portland, la ciudad más poblada del estado de Oregon.

Se formó en el Instituto Lincoln de Portland donde logró ser parte esencial del Campeonato estatal que lograron en 1952. En aquel momento parecía que se estaba ante una de las futuras grandes estrellas del baloncesto, llegando a sumar actuaciones en partidos de 71, 66 y 57 puntos, e incluso logrando una combinación 50 puntos y 34 rebotes.

Ese visibilidad y éxito en su etapa del High School, hizo que varias universidades quisieran contar con él para sus proyectos deportivos y finalmente terminó recalando en la Universidad de Oregon State donde coincidió con Amory T. «Slats» Gill, un entrenador algo más que exigente en lo deportivo y extradeportivo.

Todo apuntaba al éxito pero el baloncesto no parecía que fuera algo prioritario para Swede Halbrook.

Desde su llegada a Oregon State empezaron los problemas ya que el entrenador Gill no permitiría ciertas licencias que se le habían concedido hasta aquel momento a Halbrook. El gran desempeño de su juego en los partidos del Instituto hacía que los entrenamientos pasaran a un lugar secundario.

Swede se hizo aficionado a desaparecer sin avisar y perderse durante días sin que nadie supiera donde estaba.

El baloncesto no parecía que fuera su interés principal, ya que sus desapariciones también pasaron a ser habituales en la universidad, perdiendo clases y entrenamientos con el equipo.

Halbrook en un bar de Portland
Halbrook en un bar de Portland

El entrenador Gill llegó a darle un ultimatum a Swede Halbrook… o cambiaba… o le apartaría del equipo.

Aquella amenaza llevó a Halbrook a atemperar su comportamiento aunque no finalizaron sus desdenes con el baloncesto, ya que no fue la última vez que desaparecería. Aun así llegó a ser dos veces All American llegando a promediar en su último año 20.9 puntos y 14.1 rebotes por partido.

El centro de sus problemas según cuentas las crónicas de la época fue el alcohol y la afición a sus periodos de asueto hasta largas horas de la madrugada.

Su carrera en la Universidad curiosamente finalizó frente a uno de los mejores pivots de la historia de la NBA.

En el objetivo por alcanzar la fase final de la NCAA en 1955, en la Final del segundo grupo de las Regionales en el Oeste, se enfrentaron los Beavers de Oregon State a los San Francisco Dons, es decir, el equipo de Swede Halbrook frente al equipo de Bill Russell.

Bill Russell y Swede Halbrook
Bill Russell y Swede Halbrook

Los Dons, posteriores campeones de la NCAA de 1955, se llevaron el partido por un ajustadísimo 57 a 56. Russell sumó 29 puntos por los 18 de Halbrook.

Cronistas de la época calificaron el partido como una auténtica final anticipada del campeonato.

La Final Four se la terminó llevando fácilmente la Universidad de San Francisco, tras superar a la Universidad de Colorado y La Salle, en semifinales y final respectivamente por 12 y 14 puntos.

Aquella temporada, tan sólo los Beavers de Halbrook, parecieron un rival a la altura de los Dons de Bill Russell.

Con estos antecedentes, todo parecía indicar que Swede Halbrook se convertiría en un posible sucesor del mismísimo George Mikan, pero con Halbrook las cosas nunca eran lo que parecían que iban a ser.

El entrenador Gill convirtió en realidad su amenaza e instó a Halbrook a que abandonara el equipo por su comportamiento inadecuado e impropio.

Tras su paso fallido por la Universidad, Swede optó por jugar en la AAU (Amateur Athletic Union), concretamente para los Wichita Vickers, un equipo incardinado en la Liga Nacional Industrial de Baloncesto que disputaban equipos patrocinados por grandes industrias del país… todo ello a nivel amateur.

Swede Halbrook con los Wichita Vickers
Swede Halbrook con los Wichita Vickers

 Un año más tarde y en aplicación de la vigente Four year Rule (debían pasar un mínimo de 4 años desde la edad de salida del Instituto para ser drafteable un jugador en la NBA), los Syracuse Nationals (actuales 76ers), le seleccionaron en el puesto 28 del draft de 1956.

El puesto de elección no se correspondía con el nivel de juego que podía dar Halbrook, pero sus famosas desapariciones y su escaso interés por el baloncesto profesional le relegaron a una opción secundaria en el Draft.

Como era previsible Halbrook desdeñó la opción de la NBA y continuó en los Wichita Vickers hasta completar un periodo de 5 años.

Jugar en una liga amateur de la AAU, le permitía una vida más disoluta y desordenada.

 

(Continúa en la siguiente página con la etapa de Swede Halbrook en la NBA…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *