El traspaso que cambió la historia de la NBA

Los Boston Celtics es el equipo que más Títulos ha ganado en la historia de la NBA con un total de 17 Campeonatos. También es el que ha ejercido un mayor dominio en la historia de la competición norteamericana ya que fueron capaces de encadenar 8 Títulos de forma consecutiva y de sumar 11 en un total de 13 temporadas. Todo esto no siempre fue así y no habría pasado sin el traspaso que cambió la historia de la NBA en 1956.

Hay que recordar que los Celtics no fueron ni mucho menos el mejor equipo de la NBA en los 10 primeros años de creación de la liga. De hecho, no llegaron ni siquiera a la Final de la NBA en esa primera década de competición.

Desde la temporada 1950-1951, los Celtics ya contaban con Bob Cousy dirigiendo al equipo sobre el parqué y con Red Auerbach comandando desde el banquillo pero aquella formula no terminaba de alcanzar el éxito.

Auerbach buscaba un revulsivo que hiciera que los de Boston dieran un paso adelante en calidad  y resultados. Para ello se fijó en un pivot de corte defensivo de la Universidad de San Francisco llamado Bill Russell.

El problema era que los Celtics iban a utilizar la elección territorial del Draft para elegir a Tom Heinsohn de la Universidad de Holy Cross (Massachusetts) y por tanto no podrían elegir en primera ronda de aquel Draft pero Red Auerbach tenía un As en la manga para conseguir al jugador que tanto deseaba para completar el juego de los Celtics.

Ed Macauley red Auerbach

Ese As en la manga fue Ed Macauley, pieza clave en el traspaso que cambió la historia de la NBA.

Los Celtics sabían que el equipo que tenía la primera elección del Draft eran los Rochester Royals no iba a elegir a Bill Russell ya que precisamente el año anterior se habían hecho con Maurice Stokes, un jugador de corte interior que ya se había consolidado como uno de los grandes jugadores de la liga.

La segunda elección del Draft la tenían los St. Louis Hawks y ahí encontró Auerbach la posibilidad de negociar.

Les ofreció al pivot All Star Ed Macauley originario de St. Louis, a cambio de que eligieran a Russell y le traspasaran a Boston. Los Hawks sumaron a la ecuación a Cliff Hagan y el traspaso se cerró por ambas partes.

El 30 de abril de 1956 se consumó el acuerdo y los Celtics se hicieron con el jugador clave que directamente les llevaría a las Finales de la NBA ese año y al primer Título para los Celtics. En ese mismo Draft también eligieron los Celtics a K. C. Jones conformando un equipo de ensueño con tres futuros Hall Of Fame (Russell, Heinsohn y Jones)

El traspaso también benefició en menor medida a los Hawks ya que se hicieron con una estructura de equipo que les llevó a 4 Finales de la NBA y a un Campeonato todos ellos disputados precisamente frente a los Celtics.

Después de ese primer Campeonato con Bill Russell en sus filas llegaron 10 más en 12 temporadas, para sumar un total de 11 Títulos en 13 años.

Aquel traspaso cambió el mapa de la competición para siempre creando una Dinastía de Leyenda en Boston que ha hecho que los Celtics sean el equipo más laureado de la competición desde hace más de 50 años.

Russell Auerbach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *