El necesario nacimiento del All Star Game

El primer All Star de la NBA se celebró en 1951. En aquel momento la BAA (Basketball Association of America) y la NBL (National Basketball League) ya se habían integrado para formar la NBA tal y como la conocemos hoy en día.

El nombre de la competición era el mismo pero la liga era muy distinta. Como muestra de ello basta con recordar que en aquel momento se acababan de incorporar los primeros jugadores negros a una liga que tan sólo contaba con 11 equipos y en la cual todavía no existía el reloj de posesión.

De hecho, ni incluso el baloncesto como deporte tenía todavía un espacio real entre los aficionados norteamericanos que optaban por opciones como el Hockey sobre hielo, el Fútbol americano o el Béisbol.

Con estos antecedentes, y con el añadido del escándalo de amaño de partidos universitarios para apuestas ilegales del City College of New York que implicó a otros seis equipos universitarios de la NCAA, la liga necesitaba un revulsivo, un evento que atrajera la atención de los aficionados y les mostrara el mejor activo que tenía la liga en esos momentos… sus estrellas.

La idea fue promovida por el director de Publicidad de la NBA de la época, Haskell Cohen, quien en una reunión con el comisionado Maurice Podoloff y Walter A. Brown sugirió la posibilidad de realizar un partido al estilo del partido de las estrellas de las grandes ligas de Béisbol norteamericanas.

Podoloff se mostró pesimista respecto a la idea pero Brown mostró su convencimiento del posible éxito de la propuesta de Cohen. Como muestra de su fe en el proyecto Brown se ofreció para organizar y dar sede al partido en Boston.

All star 1951

De esta forma, el 2 de marzo de 1951 se disputó en el Boston Garden el primer All Star de la historia de la NBA.

El partido los disputaron dos equipos configurados por 10 jugadores seleccionados por un lado de la División Este y por el otro de la División Oeste.

Leyendas de los primeros años de la NBA como Joe Fulks, George Mikan, Bob Cousy, Larry Foust o Dolph Schayes formaron parte de aquel primer gran evento-espectáculo de la NBA.

La exhibición tuvo un gran éxito de asistencia de público con 10094 espectadores, lo cual era un gran entrada comparada con los 3000 aproximadamente que estaban teniendo los partidos de liga regular.

El encuentro se lo llevaron los jugadores de la División Este por 111 a 94 y en aquel momento no se eligió un MVP del partido ya que esta figura en aquel momento no estaba prevista.

Fue en el All Star de 1953 cuando se eligió con efectos retroactivos como MVP de 1951, al pivot de los Boston Celtics Ed Macauley, que anotó 20 puntos aquel día y además frenó en defensa al todopoderoso George Mikan.

Ed Macauley (Dcha), Walter A.Brown y Bob Cousy (Izq)
Ed Macauley (Dcha), Walter A.Brown y Bob Cousy (Izq)

No sería precisamente hasta 1953 cuando debutó el primer jugador de raza negra en la NBA, Don Barksdale.

Haciendo una retrospectiva de aquel momento, la idea del All Star Game fue un éxito sin paliativos como forma de reforzar la imagen comercial y social de la NBA.

Aquella decisión fue clave en el desarrollo y crecimiento de la competición. 

Desde aquel año 1951 hasta la actualidad (salvo en 1999 por el lockout) se ha disputado año tras año el All Star Game al cual se le han ido sumando eventos como el partido de rookies ( en sus distintos formatos), concurso de triples, mates, habilidades…

Se ha convertido en un auténtico espectáculo para disfrutar de un evento con los mejores jugadores del planeta.

En los últimos años se ha producido un cambio en el sistema de elección de jugadores y de creación de los equipos, cambiando los tradicionales equipos de la Conferencia Este y Oeste, por los amigos de los dos jugadores más votados de cada Conferencia.

El tiempo dirá si ha sido un acierto o un error… aunque la NBA se equivoca poco como se puede comprobar en su evolución histórica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *