El Bombardero de Baton Rouge

Cada cierto tiempo llega a la NBA un jugador diferente, especial, fuera de lo ordinario… un hombre capaz de marcar una época en la liga. En este supuesto se incardina Robert Lee Pettit Jr., más conocido como Bob Pettit, el Bombardero de Baton Rouge.

Sus comienzos en el baloncesto no aventuraban ni incluso que llegase a tener una carrera profesional. De hecho, en sus dos primeros años en el Baton Rouge High School fue cortado en dos ocasiones ya que no alcanzaba el nivel necesario para ser miembro del equipo escolar.

Tras mucho trabajo en la cancha de detrás de su casa, llegaron los resultados y a partir del tercer año en el equipo del Instituto su destino cambió.

Pettit destacó tanto como para llegar a liderar al equipo del el Baton Rouge High School las dos últimas temporadas, y como consecuencia de ello, recibir hasta 14 ofertas de universidades para incorporarse a sus programas educativos y deportivos, pudiendo elegir entre ellas a su deseada Universidad local… Louisiana State.

Ya en esa etapa el baloncesto de Pettit estaba consolidado a un gran nivel, tanto como para convertirse en la máxima estrella del equipo de Louisiana y llegar a ser uno de los jugadores más deseados para el Draft de la NBA.

De hecho, tras promediar en su última temporada en la NCAA 31.4 puntos y 17.3 rebotes fue elegido como número 2 del Draft de 1954 por los Milwaukee Hawks.

Bob Pettit Louisiana State University
Bob Pettit Louisiana State University

A partir de aquí los éxitos del Bombardero de Baton Rouge fueron continuos pero una vez más tuvo que saber adaptar y mejorar su juego.

Bob Pettit pasó de jugar de pivot puro, a jugar de ala pivot  y convirtiéndose en un nuevo prototipo de jugador. Sus 2.06 m y 90 kg aproximados le daban la oportunidad de convertirse en un jugador rápido y ágil en su zona de juego. Era capaz de encarar la canasta en el juego interior y además sabía jugar de espalda a ella como los pivots clásicos por su experiencia en la universidad.

Esta variedad en su juego hizo de él un jugador distinto a lo que había en la actualidad en la NBA y se convirtió en el arquetipo de ala pivot moderno que precedió a jugadores como Jerry Lucas, Elvin Hayes, Bob McAdoo, Kevin McHale, Karl Malone o incluso el propio Tim Duncan.

Fue un jugador interior con un juego y capacidad técnica distintas a las de sus homólogos en la época. Eso fue lo que realmente le hizo tan especial.

Además esas ventajas físicas y técnicas las exprimió al máximo siendo capaz de conseguir datos únicos con su capacidad anotador y reboteadora.

Entre los múltiples logros que consiguió Bob Pettit a lo largo de sus 11 años de carrera en la NBA consiguió ser el primer MVP de la historia en 1956 repitiendo premio nuevamente en 1959, fue Campeón de la NBA en 1958 batiendo a los míticos Celtics de Cousy y Russell, 4 veces MVP del All Star, 11 veces All Star (todos los años de su carrera), 2 veces máximo anotador de la NBA y 10 veces miembro del mejor equipo de la liga.

Tan sólo en el año de retirada no logró ser miembro del primer equipo pero fue miembro del segundo mejor equipo.

Pettit
Bob Pettit St. Louis Hawks

Entre todos los hitos de Bob Pettit destaca especialmente que es el único jugador que ha conseguido en todos los años de su carrera superar los 20 puntos de anotación por partido.

Tan sólo Michael Jordan se acercó a este dato de Pettit pero se quedó en 20 puntos exactos por partido en su última temporada en la NBA.

A finales de la temporada de 1965, Pettit decidió retirarse con 32 años y un espectacular promedio de 26.4 puntos, 16.2 rebotes  y 3 asistencias por partido.

Un jugador único en su tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *